dilluns, 27 d’octubre de 2008

MANUAL DEL PERFECTO SEDUCTOR (parte I)

Introducción:
Ahora ya sabemos algunos trucos para cuidar nuestro organismo y mejorar nuestro aspecto. Ha llegado la hora de la verdad, salir por ahí a conquistar corazones.
Ya nos hemos cuidado con la alimentación y seguro que tenemos un aspecto envidiable y apetecible. O eso debemos creer. E ahí la primera lección; siempre hemos de sentirnos seguros de nosotros mismos; de no ser así no lograremos ligar con ninguna mujer.

Bien, ahora ya tenemos buen aspecto y la moral alta. Las chicas no nos hacen un favor follandonos, somos nosotros quienes les damos nuestro más preciado tesoro y deberían de agradecérnoslo. Primer paso dado, una vez asumido esto puedes continuar leyendo.

El manual, obviamente, va encaminado a ligar con tías buenas pues las feas son un objetivo fácil y solo las usaremos en tiempos difíciles. Yo de vosotros crearía una tabla del 1 al 10 para definir a las mujeres, ya que es muy importante definir nuestro objetivo para no perder el tiempo con metas inalcanzables.
Así podríamos decir que una mujer diez sería la mujer cañón aquella casi inalcanzable y que ya tiene bastantes horas de vuelo. Con ella es difícil que funcionen nuestras artimañas pues está acostumbrada a sacarse babosos de encima. Las mujeres diez ya saben que están buenas, que os pensáis, a lo largo de su vida se lo han repetido en numerosas ocasiones. Por ejemplo imaginar una chica de 28 años que es un verdadero bombón, pongamos que con 15 años ya le tiraban la caña a tutiplén. Así que tiene unos 13 años de experiencia. Si cada año tiene 52 semanas y le entran 3 tíos por semana eso hace un total de 2028 babosillos que la han adulado. Parece lógico, entonce, dejarlas a un lado y centrarnos en la franja de mujeres del 6 al 9 (a partir de ahora M-69).

Bien ahora ya hemos definido el objetivo, tocará entonces pasar a la acción.

Próxima entrega El primer contacto